​Las leyes de imigracion an reconocido por largo tiempo la importancia de la unidad familiar.  Que pasa cuando un ciudadano de los estados unido quiere comenzar una familia con un ciudadano de otro pais, quien vive en el extrangero?  Las leyes de imigracion proveen las reglas para la entrada ordenada, y legal de prometidos y prometidas al pais.   El ciudadano de los Estados Unidos debe de llenar una peticion pidiendo una visa K-1, en la que declara su intencion de casarse dentro de 90 dias de la llegada de su prometido o prometida a el pais.  La pareja debe de haberse reunido al menos una vez  en los previos dos anos antes de meter su peticion.  Hay una excepcion por razones religiosas, culturales, o si les causaria sufrimiento economico.  Si la visa del prometido(a) es concedida, la pareja tendra tiempo para conocerse mejor y para organizar una ceremonia de matrimonio dentro de los noventa dias.  Si la pareja no se casa dentro del tiempo requerido por ley, la visa del prometido(a) expira automaticamente y el prometido(a) debe de salir del pais inmediatamente.

Si la pareja se casa dentro del tiempo designado, el paso siguiente require que el cuidadano del pais haga otra peticion pidiendo que su esposa(a) viva en el pais condicionalmente. Las condiciones de la residencia pueden ser removidas despues de dos años, proveido que todavia esten casados y que vivan en union matrimonial por esos dos años.  El precio para llenar las peticiones del prometido(a) y para que el espos(a) resida en el pais es alto: en los miles de dolares.

Esta ruta migratoria fue emprendida por Stephen y Javiera Murrill.  Stephen quien ahora es un piloto aereo con Frontier Airines, conocio a Javiera al final de sus dos años de mission en Curanilahue, Chile. Unos meses despues de conocerse Stephen regreso a los Estados Unidos pero ellos continuaron en comunicacion atravez de correo electronico y Facebook. Cinco años despues, en Marzo del 2012, Stephen regreso a Chile con un anillo de compromiso y ella dijo que si cuando el le propuso matrimonio.

El proceso de aplicacion para la visa de prometida para Javiera tardo 18 meses, e incluyo busqueda de precedents penales, presentando evidencia extensive para demostrar que ellos se habian conocido en persona antes del año 2012.  Finalmente, una visa fue concedida y Stephen volo a Chile para traer a Javiera a los Estados Unidos.  La familia de Stepehn organizo la ceremonia que occurio dentro de unas semanas de Javiera haber llegado al pais. Stephen y Javiera son ahora los orgullosos padres de  Luna Elizabeth Murril, una bebe de once meses de edad.  Javiera renuncio a su trabajo para dedicarse de tiempo completo a cuidar de Luna. A Javiera le gusta vivir en Lake City.  Ella dice que Lake City es una ciudad mas pacifica cuando comparada con su pueblo en el que hay mucho crimen.

La experiencia de Javiera con el proceso imigratorio es muy positiva. Ella dice que el proceso es muy largo y caro pero que es necesario para que se reconozca que su noviazgo y matrimonio son legitimos.  En este momento ella possee residencia permanente y no ha decidido si va a applicar para hacerse ciudadana Americana.  La unica desventaja de este proceso es que ella extrana a su pueblo y a su familia -a quien no ve muy a menudo.  Pero en general ella esta feliz de haber venido a los Estados Unidos donde ella disfruta de una vida tranquila con su familia, en un pueblo pequeño, donde puede vivir el sueño Americano.​